Banderas Azules en las Playas de Elche

Un año más, las Playas de El Altet, La Marina y Les Pesqueres-Rebollo, han sido distinguidas con la Bandera Azul que cada año concede el jurado internacional de la Fundación Europea de Educación Ambiental (FEEE). Además, se ha vuelto a conseguir el galardón Centro Bandera Azul para el aula de la naturaleza del Clot de Galvany.

La Playa de El Altet ha sido galardonada con Bandera Azul desde 1988 de forma ininterrumpida, La Marina desde 1999 con una única interrupción en el 2001, les Pesqueres-Rebollo ininterrumpidamente desde 1998. Arenales del Sol fue distinguida en 1988 y 1989. Además en el año 2000 se obtuvo la distinción sostenible del litoral y el aula de la naturaleza del Clot de Galvany fue galardonado como Centro Bandera Azul.

La concesión de la Bandera Azul es una iniciativa de calificación medioambiental antecesora de los actuales sistemas de certificación ambiental (ISO 9000 y 14000), que distingue a las playas, marinas o puertos por las condiciones higiénicas, sanitarias y medioambientales que presentan. Este sistema de calificación funciona desde 1987 y en él se integran 24 países europeos, además de Sudáfrica.

En su concesión se tienen en cuenta múltiples aspectos como la calidad de las aguas de baño, el cumplimiento de la legislación ambiental vigente, la dotación de puestos de socorro, torres de vigilancia, zonas náuticas, chiringuitos, campañas de educación e información ambiental, informes del plan de gestión de tráfico, seguridad y planes de actuación de Protección Civil, papeleras, accesos para minusválidos, módulos de aseos, duchas, lavapiés, escaleras, maquinaria y personal para la limpieza diaria.

Las banderas azules cuentan con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la Organización Mundial del Turismo, OMT, la Federación de Municipios y Provincias, Los Ministerios de Medio Ambiente y de Industria, Comercio y Turismo, y de la Fundación ONCE.

Sin embargo, todas las playas optan a la obtención de este galardón, ya que en todas ellas la analítica de sus aguas tiene un resultado óptimo durante todo el año. Dichas analíticas son realizadas con una frecuencia mensual en temporada baja y semanal desde el 15 de junio al 15 de septiembre, y son expuestas en los paneles informativos instalados en el acceso principal de cada playa.

La presencia de una Bandera Azul en la playa reconoce y estimula el esfuerzo realizado por conseguir que dicha playa cumpla determinados criterios de legalidad, sanidad, limpieza y seguridad, así como que cuenta con una información y gestión ambiental adecuadas.